COMO SE HACE LA AMNIOCENTESIS

amniocentesisTras una consulta previa a la amniocentesis, el médico se encarga de realizar un examen completo y minucioso de la madre a la que se le practicará la intervención, se investiga sobre alergias, operaciones, problemas con embarazos anteriores o casos particulares en la familia donde el embarazo haya estado en riesgo, además se toman en cuenta los datos sobre salud del futuro padre y su familia, sobretodo porque se están buscando enfermedades específicas. Esto se realiza con el objeto de decidir si la amniocentesis presentará riesgos o no y considerar todas las posibilidades para llevar a cabo un procedimiento libre de contratiempos.

Acto seguido la madre deberá firmar un formulario de consentimiento, en el que se especifica que la intervención que se llevará a cabo se hará para establecer un diagnóstico de tipo prenatal para lo que se necesita una muestra de líquido amniótico, lo que se obtendrá por medio de la amniocentesis cuyos riesgos han sido ampliamente discutidos.

Una vez que se tomaron en cuenta todos los aspectos relacionados con la salud de ambos padres y sus familias y se ha decidido que la amniocentesis es viable, ésta se realiza durante una sesión de ultrasonido en el hospital en medio de un ambiente 100% estéril. No es necesario el ayuno previo de la madre y en la mayoría de los casos el procedimiento no requiere anestesia. El pinchazo es tan doloroso como un pinchazo de análisis de sangre, así que no existe la presencia del factor dolor y aunque en algunos casos para tranquilizar a la madre se hace uso de una anestesia local, se tienen pruebas de que el pinchazo de la anestesia es más doloroso que el acto en sí mismo de amniocentesis.

Es de mencionar que como manera de prevención, si la madre es el tipo sanguíneo Rh negativo, se le dará una inyección de anticuerpos anti-Rh con el objeto de prevenir alguna incompatibilidad de tipo sanguíneo con el hijo que está por nacer, en dado caso que sea Rh positivo.

El procedimiento de amniocentesis inicia con una limpieza del vientre de la madre y una desinfección del mismo, acto seguido el obstetra toma medida y señala la posición del feto, una vez que se ha localizado al feto, se inserta una aguja muy fina a través de la pared abdominal localizada bajo el ombligo. Con dicha aguja se extrae una cantidad de líquido amniótico y se inyecta dentro de una botella esterilizada.

El procedimiento de la amniocentesis es por demás sencillo, sin embargo se requiere que la madre esté tranquila y relajada e intente hacer a un lado la idea de que le están perforando el útero, para esto el médico obstetra deberá ser de su total confianza, quien también ya conocerá la naturaleza psicológica de la madre y sus tendencias al nerviosismo.